COYANÇA TRAIL

COYANÇA TRAIL
Presentación del club con una parte de sus integrantes

jueves, 13 de octubre de 2016

42k XTREME LAGOS DE COVADONGA 2016

Aunque desde el mes de Mayo cuando participé en la ultra de los 101 km. Peregrinos no he escrito nada, no quiere decir que haya estado parado ni mucho menos. De hecho cometí la gran irresponsabilidad de a los 20 días de esa prueba correr la subida del Picu Pienzu en Asturias donde empeoré lógicamente mi tiempo en más de una hora (entrando solo a 5 minutos del cierre del control de carrera) y como no tuve bastante con una imprudencia hice otra tontería corriendo a los 30 días de la ultra otra carrerina de 60 km y 7600 m. de desnivel (la Travesía Integral de los Montes Aquilianos). Esta vez, y a pesar de todo, mejoré mi tiempo en dos horas respecto al otro año consiguiendo entrar entre los 80 primeros clasificados. Como no hay dos tonterías sin tres, también tomé la salida en La Batallona de Somiedo (solo unos días después) terminando la carrera solo 5 minutos más lento que el año anterior pero quedando tan saturado de carreras que mi cuerpo dijo basta. No tenía ni fuerzas ni ganas de siquiera escribir unas líneas para describir mi participación en estas carreras, físicamente terminé muy muy tocado, de hecho hasta hace solo 15 días no he podido ni siquiera trotar sin dolor. Sigo sin tener muchas ganas de escribir y tampoco las tenía de correr, pero como este blog  fue creado para motivarme de cara a mi primera maratón de montaña, la Xtreme Lagos, que mejor manera de volver a motivarme tanto para correr como para contarlo que volver a ella.

Tres meses habían pasado desde mi última participación en una carrera, prácticamente sin entrenar más que trotar un poquito de vez en cuando, algo de bici y 6 kg. más por los que tirar. Con ese plan me dirigí camino a Cangas de Onís a tomar la salida de la Xtreme Lagos el 17 de septiembre, eso sí, por lo menos ya corría sin ningún tipo de molestia desde hacía 10 días.
No estaba ni mucho menos preparado pero todos tenemos una carrera que es especial, algo que nos estimula y que despierta una serie de emociones que la hace única, y la mía es esta.
Tengo la suerte de tener familia en Arriondas así que tras recoger el dorsal en Cangas, acompañado de mi primo Sergio y su novia Menchu, y un par de pizzas para cenar (imprescindibles las pizzas de La Parolaccia) me fui a dormir a casa de mis tíos Mavi y Javi (gracias por el alojamiento una vez más, jeje).

Presentación:

· La X Maratón Xtreme Lagos de Covadonga se celebra el sábado 17 de Septiembre de 2016, con salida a las 09:00h en El Repelao (Covadonga) y llegada en Cangas de Onís.

La prueba discurre por el Parque Nacional de los Picos de Europa, con paso por los lugares de Cruz de Priena, La Huesera, limite circundante de la Vega de Comeya, Escaleru, Buferrera, Lago Ercina, Vegas Bricial y Enol, Refugio de pastores, Porra Enol, Fana, Severín, Orandi, Covadonga, Peñalba, Ñajuentes, Xeriz, Españeu, Mirador de Següencu, Capilla de San Antonio, Aula de la Monarquía (Cangas de arriba) hasta llegar a meta en el centro de Cangas de Onís, en un total de 42 Km en media montaña y con un desnivel acumulado de 6.000m.


El plan para esta carrera estaba claro, tomar la salida tranquilamente y disfrutar de un día fantástico perdido por esos paisajes de película. Tomé la salida un poco mas rápido de lo que tenía en mente, casi con los de cabeza de carrera (entre los 80 primeros ).


En el km 1 empieza la subida a la cruz de Priena (una cruz céltica erigida en su cima por Caballeros Legionarios de la Brigada Paracaidista en 1963) y es muy estrecha, si te quedas muy atrás te encuentras con atascos que te hacen frenar mucho incluso parar así que por este motivo salí tan desbocado para lo que es mi ritmo habitual.



Todo iba perfecto, me encontraba muy muy bien, las piernas respondían y seguía moviéndome entre los 100 primeros al paso por la Huesera.


A partir de este punto y como era  previsto, las piernas empezaron a cargarse, mucho barro que dificultaba el recorrido y un ritmo pelín elevado teniendo en cuenta que estaba yendo con la gente que iba a terminarla en 6:30:00 y yo tenía mi marca en esta carrera en 9:16:16.
Pasaron los km y empezamos a llegar a la zona que a mí personalmente más me gusta, la Buferrera (mina de hierro y magnesio cuya explotación duró hasta el año 1975) atravesando una mina y la zona de los lagos. Hasta aquí seguía manteniendo el ritmo, cada vez más cargadete pero iba tirando.





Llegamos al avituallamiento del lago, trinqué todo lo que pude a manos llenas, parecía que estaba de merendola en vez de compitiendo, de hecho en la siguiente imagen me pillan de lleno alejándome del avituallamiento con las manos llenas del "bufett libre" de abajo: llevaba dos plátanos, dos gajos de naranja, medio sandwich de Nocilla y otro medio de jamón y queso. Decir que en este avituallamiento se encontraba mi tía Gema con su hermana Geli y debía de ir con buena cara y buen tiempo porque se sorprendieron al verme llegar tan pronto, luego se ve que pagué la machada.


Fué terminar de comer todo eso y al poco, en la zona de Porra de Enol, empezarme los calambres. Fue un poco decepcionante porque me encontraba físicamente muy bien, incluso iba reteniendo por miedo a que me pasara eso, pero poco a poco me fui quedando sin piernas y llegué a tener que parar para estirar repetidas veces, sobre todo en las zonas de mucho barro. Las subidas fueron convirtiéndose en largas peregrinaciones teniendo que subir a pasos cortos o como Chiquito de la Calzada para no sufrir calambres. En la bajada la cosa cambiaba, ahí me encontraba cómodo pero tampoco quería forzar demasiado y bajé casi al trote cochinero hasta la zona de corte en Covadonga.
















En este lugar de cuento, en el cual está situado el control de las 5 horas (si no llegas en este tiempo estás fuera de la carrera), estuve meditando muy seriamente el abandonar, porque si es cierto que había venido solo a pasar el día y a disfrutar de la prueba, estaba muy decepcionado por verme ahí arriba en la carrera y sin embargo estar en el control con casi el mismo tiempo (4:22:00) que hice hace dos años cuando terminé la carrera en nueve horas y cuarto y en peores condiciones, ya que en esa ocasión llegue aquí fresco como una lechuga.
Visto como estaba el tema decidí comer, beber, estirar y tomármelo con calma para no tomar una decisión por impulso.

Hice bien, empecé a ver corredores que llegaban entusiasmados a ese avituallamiento abrazándose y felicitándose con sus familias y amigos solo por haber llegado hasta ese punto. Verles con la ilusión y alegría que se iban a completar la segunda parte de la prueba me hicieron ponerme en marcha, total ya llegado este punto y siendo como será mi última participación en una carrera de este tipo este año, decidí tirar para adelante a ver que pasaba.

El caso es que parecía que acertaba con la decisión, los calambres parece que remitían y no iban a ser tan continuos hasta el final de la carrera, o eso  creía yo... cuando me daban ya no bastaba con estirar solo un ratito... ya me tiraba muchos minutos hasta que podía correr de nuevo, eso sí, estaba ganando mucho tiempo al crono porque incluso llegué a atisbar la posibilidad de llegar a meta por debajo de las 8 horas, pero la última subida de la carrera al Mirador de Següencu me dejó hecho un guiñapo teniendo que subir a pasos cortos, ya no funcionaba, era dar un paso y a la vez tener un calambre.


La faena de esto ya no era llegar arriba aunque fuera a rastras, el problema iba a ser la bajada que aunque es corta es muy muy técnica, con mucha pendiente y poco aconsejable si vas sin piernas.




No voy a entrar en detalles de como llegué a meta y de lo mal que lo pasé en ese tramo por culpa de los calambres, porque después me están diciendo mis compañeros que soy un llorón... pero es que hay que reconocer que tienen razón porque entré llorando como si no costara, ni siquiera esperé para cruzar la línea de meta, fui en busca del hombro de mi mujer (Laura QUE  SE PASA HORAS Y HORAS de espera y no llora jejeje) a llorar un ratito antes de cruzar el arco de meta, y reconozco que un poco fue por como había sufrido por los calambres y otro poco por no poder bajar de las 8 horas. En los últimos 7 km lo había dado todo, ahí si que me desfondé por llegar por debajo de ese tiempo que fue el pequeño reto que me puse como motivación en la última parte de la carrera para no dejarme ir... Finalmente tengo que decir que estoy muy contento de todas formas y estando al 70 por cien de mis posibilidades bajé mi marca personal de hacía dos años en una hora y diez minutos.

TIEMPO 8:05:16 PUESTO 151 DE 300 PARTICIPANTES DE LOS QUE SOLO 227 LLEGARON A META


Quiero hacer una mención especial a la organización de esta carrera (GRUPO DE MONTAÑA PEÑA SANTA) que tienen unos voluntarios espectaculares que se desviven por el corredor en todos los avituallamientos y cuando llegas a meta te los encuentras con una manguera limpiándote las piernas y los playeros para que no tengas ni que agacharte ¡¡un detallazo!!




Por cierto, también nos pusimos las botas con la pasta que nos tenían a la llegada, un gran aporte de hidratos de carbono (gracias especiales a Geli que tan amablemente la estaba sirviendo con una gran sonrisa).


También cabe destacar la labor de los voluntarios masajistas, esos chicos y chicas que lo dieron todo para recuperarnos, conmigo y con el resto estuvieron el tiempo que hizo falta siempre con una sonrisa. Puedo decir que he necesitado muchas veces de sus servicios al terminar una carrera y por desgracia en muchas apenas te hacen nada y en 5 minutos despachado (nunca le voy a reprochar nada ya que son voluntarios y no cobran) pero lo de esta gente es de destacar, se tiraban más de media hora con cada ser que nos arrastrábamos hasta ellos con la única esperanza de ser de nuevo personas.

¡¡¡¡¡¡¡¡GRACIAS DE VERDAD!!!!!!!!


Al principio es muy difícil entender que el asunto no es derrotar a los otros corredores, con el tiempo aprendes que la lucha es con la pequeña voz interior que te dice que te rindas.
"George Sheehan"

jueves, 2 de junio de 2016

ULTRA 101km PEREGRINOS

Esta carrera es un reto ultrafondista que trata de cubrir una distancia de 101 kilómetros y 8200 m  de desnivel acumulado, en un máximo de 24 horas, recorriendo un itinerario circular que irá, mayormente, por el Camino de Santiago de Invierno.
El itinerario discurre por poblaciones, caminos y sendas. Evita en la medida de lo posible ir por carreteras, y, casi en su totalidad, recorre los dos itinerarios del Camino de Santiago de Invierno (el de antes del s. XVII, y el de después de este siglo).

Antes de meterme en materia quiero agradecerle a Laura mi mujer toda la paciencia que me tiene con los entrenamientos y en la vida en general..jejeje y darle las gracias por que da igual la locura que se me pasa hacer por la cabeza, ella siempre está ahí para apoyarme y facilitarme las cosas, eso sin contar las horas muertas que se pasa en las carreras solo para verme unos escasos segundos y tirarme un par de fotos.. GRACIAS MI AMOR TE QUIERO!!!!!


Después de esta pequeña introducción os intentaré contar mi pequeña historia de esta gran carrera. Llegué a Ponferrada el día antes, no tenía que recoger el dorsal ya que me lo habían enviado a casa unas semanas antes pero quería  relajado y descansar  para tomar la salida en las mejores condiciones posibles, así que como la organización habilita el pabellón de deportes para poder dormir allí la noche antes decidí hacerlo de esa manera...


Antes de irnos a dormir la organización nos dio una cena a base de pasta.


Cené rápido para irme pronto a descansar pero mientras estaba cenando decidí cambiar de estrategia y esperar para irme a dormir prácticamente el último para evitar que una vez dormido la gente que fuera entrando a dormir me despertara y me desvelara ya que tengo el sueño flojo y como me desvele adiós a dormir y hola noche en vela... Pues bien, tanto hice por no dormirme que al final me desvelé y cuando parecía  que estaba a puntito de agarrar el sueño, de repente los dos únicos Bigfoot del planeta empezaron a roncar como malas bestias uno a izquierda y otro a la derecha, en estéreo para que no quedara la más mínima duda de que la noche iba a ser muy muy larga...

Al día siguiente me levanté hecho un auténtico guiñapo, no conseguí dormir ni tres horas pero ya daba igual, era el día de la carrera y era el momento de ver si los meses de sacrificio y duros entrenos habían dado resultado. He de decir que llegaba lesionado con una periostitis tibial de caballo que me había tenido el último mes y medio parado y por lo cual hasta unos días antes era una incógnita siquiera si podría tomar la salida. 


A las 8:45 de la mañana más o menos nos tocó salir a los de la ultra y la maratón, hacía un cuarto de hora más o menos que los 1500 participantes de la prueba de btt habían tomado la salida. Personalmente salí con el único objetivo de buscar un buen ritmo y en principio solo pensaba en completar una media maratón ya que con la lesión con la que llegaba tenía muchas dudas. De echo la opinión del médico era no correrla ni de coña, por eso aunque salía equipado para terminarla y los avituallamientos los preparé con ese objetivo, el real era ir poniéndome pequeñas metas mentalmente e ir superándolas según fuese viendo como me encontraba.
Salí sin complejos y a un ritmo bastante alto. Mi entrenamiento tenía como objetivo el terminarla en unas 18 horas y sin embargo el ritmo de salida de mis primeros km eran para entrar por debajo de las 16 horas, a los 6 km ya estaba adelantando bicicletas que estaban subiendo las primeras rampas.





Durante los primeros kilómetros reseñar que un corredor reconoció mi camiseta del club ya que había leído este blog. Es un gran orgullo saber que alguien aparte de mi familia y algún que otro amigo pierde el tiempo en leer las parrafadas que escribo, eso le levanta el ánimo a cualquiera. No recuerdo su nombre pero muchas gracias desde aquí si lees esta crónica, fue un placer.
Por lo demás y durante los primeros 45 km. todo genial, sin ningún tipo de molestia y contra todo pronóstico seguía manteniendo el ritmo de carrera del inicio y estaba compitiendo con todas las de la ley cuando en principio a lo único que aspiraba era a terminarla aunque fuera en 24 horas...
Fue una pena que hubiesen cambiado el recorrido y ya no se pasase por las Médulas, solo pudimos verlas a lo lejos.


Bueno, para la hora de comer estaba en Puente Domínguez Florez donde me esperaba un buen plato de pasta y mi mochila con ropa limpia y algunas cosas necesarias para afrontar con éxito la segunda parte de la carrera y la más dura, ya que en esos km se encuentran la mayoría del desnivel.


Nunca pensé que todo se me iría al garete en cuestión de minutos. Fue entrar en el pabellón y empezar a buscar mi mochila, las tenían por orden de dorsal pero mi mochila no aparecía, di por hecho que estaría mal colocada y empiezo a buscarla por todas las filas que hay y nada de nada. Sigue sin aparecer, empiezo a mosquearme bastante y sobre todo a quedarme frío, llevo buscándola 20 minutos y en el pabellón se está fresco y con la sudada que traigo... voy hablar con la organización para pedir explicaciones y que me ayuden a buscarla. La verdad que se portaron muy bien, me dieron muchas explicaciones de lo que podría haber pasado y estuvieron también mucho tiempo buscándola conmigo pero el caso es que pasó una hora y cuarto y yo estaba sin ropa seca que ponerme ni calzado para cambiarme, etc... Después de calmar mi mala sangre y comer un plato de pasta salgo del pabellón maldiciendo mi mala suerte camino a afrontar la subida a Ferradillo.

El sol le casca de lo lindo, no había pasado ni kilómetro y medio desde que dejé el avituallamiento y me empiezo a encontrar fatal del estómago, me había quedado frío y la pasta no me sentó nada bien, hecho la vomitona de rigor y empiezo a encomendarme a todos los santos ya que la poca experiencia que tengo me llega para saber que con ese sol de justicia, 20km de subida, sin geles, la vomitona que no ayuda para ir bien hidratado y sobre todo la cabeza, que en este tipo de pruebas es el 60 por cien del éxito de la misma, todo da  un giro inesperado y pasé de estar compitiendo de tú a tú con los 60 primeros de la prueba, a ya empezar a pensar en marchar para casa.

Todo el tiempo que había ganado en los primeros 50 km lo estoy perdiendo a marchas forzadas, mis pies no se despegan del suelo y apenas puedo levantar la vista, voy procesionando a la vertiginosa velocidad de 24 minutos por kilómetro. Lo estaba pasando fatal cuando me coge Francisco, un corredor bañezano, una cara conocida de esos cientos que continuamente vemos en las carreras y aunque apenas nunca cruzamos palabra, en momentos duros como estos siempre tienen una palabra de ánimo. No me pudo solucionar apenas nada pero al menos dejó unos minutos de su tiempo en acompañarme, animarme y sobre todo escucharme y poder desahogarme contándole lo que me había sucedido. A los pocos km tiro para adelante, yo no podía seguir su ritmo pero al menos el mío había cambiado y aunque muy cascado seguía en carrera Ya había contactado por teléfono con Laura mi mujer, estaba llegando a Ponferrada y se disponía a ir a mi encuentro en algún avituallamiento para proporcionarme lo que no pude coger anteriormente.
Antes de llegar a Yeres entablé conversación con Xavi y Ricardo, no recuerdo si me cogieron o los cogí pero lo que si sé es que tampoco andaban muy sobraos, formamos un grupo bastante chulo durante muchos km.


Llegamos a Yeres donde estuvimos bastante tiempo en el avituallamiento reponiendo un poco, a Xavi le estaba esperando su mujer y yo llamé a la mía  porque se había dirigido al mirador de Orellán, pero nos terminaban de decir que la carrera ya no pasa por ahí. La cosa se me complicaba por momentos, ya no podría encontrarme con Laura hasta el km 80 en Paradela de Muces y por mis cálculos llegaría allí de noche y no tenía frontal, me lo traía ella con la ropa y una serie de cosas que le pedí después de mi percance con la mochila.
Nunca podré agradecerles a estos dos fenómenos que tiraran de mi de la manera que tiraron, gracias a ellos conseguí pasar la etapa más dura de la prueba. Así todo a pocos km de la cima me quedé descolgado, ya no podía con el alma y me despedí de ellos. Ya sólo tenía como objetivo llegar al siguiente avituallamiento y abandonar. La falta de provisiones y una pedazo boja en el pie habían podido conmigo, me empezaba a marear y tenía de nuevo problemas de estomago. Todavía no sé como llegué al avituallamiento militar que había antes de Ferradillo, apenas tengo recuerdos de esos km que hice solo viendo cada vez mas lejos a mis compañeros de subida. Cuando llegué por fin, ellos ya se estaban yendo.


Llame a Laura que estaba ya en el km 80 esperándome y con la voz entrecortada por las lágrimas de rabia y sufrimiento le dije que no podía seguir, que abandonaba. Lógicamente me dio muchos ánimos y que me lo pensara bien, pero la decisión estaba tomada. Mientras esperaba a que pasara un patrol de la organización para llevarme de vuelta, uno de los militares que me recogió a la llegada me obligó a comerme un plato de pasta. Al principio no podía ni meterla en la boca, unas arcadas terribles, pensé que se me explotaba un huevo del esfuerzo pero poco a poco fue entrando. A la vez empecé a wasapear con mis compañeros de club de montaña (porque hasta entonces tenía los datos quitados) y empecé a ver mensajes y mensajes de apoyo. A todo esto el mismo militar al ver que iba volviendo a la vida me trajo una botella de dos litros de Coca Cola y empecé a darle lingotazos como si no hubiera un mañana ¡¡¡Uuufff!!! Menudo subidón de azúcar... Solo os diré que me entro un calor por el cuerpo de cabeza para abajo acojonante. A todo esto ya llevaba allí parado cuarenta minutos y me vine arriba de tal manera que decidí tirar, llené los dos bidones con Coca Cola y a tirar como un loco porque estaba oscureciendo y me quedaban 15 km para llegar al frontal, ahora mismo esa era mi meta.
Increíblemente no solo seguía en carrera sino que a pesar de estar subiendo estaba corriendo, en menos de 20 minutos pillé a mis dos compañeros de viaje que me veían venir a los lejos con cara de incrédulos y a la vez de alegría por verme en carrera. Estaban estirando por que empezaban a tener problemas serios de calambres, yo ni me detuve, iba con un subidón importante y no podía desperdiciarlo. Se lo expliqué, nos deseamos las mejores de las suertes y seguí tirando como si no hubiera un mañana. Por fin llegué a Ferradillo y empecé la bajada, iba como un toro, no dejaba de pasar gente subiendo, pero yo iba  como cuando empecé, parecía que empezaba la carrera.


No hace falta decir por donde bajé claro... al final no conseguí llegar de día, se me hizo de noche en el tramo más técnico de la bajada. Tuve suerte porque a pesar de no poder engancharme del todo a un grupo que tenía delante de mi, por lo menos me sirvió para seguir la senda y no perderme hasta llegar a la altura de Laura.
Me pude poner ropa seca, el foco y abastecerme de geles, estaría parado otro cuarto de hora pero me dió la vida, a partir de aquí solo puedo decir que no dejé de adelantar gente, estaba compitiendo de nuevo y el estómago estaba también en forma, tanto que los últimos 15 km a meta fueron una gincana culinaria, os diré el menú de los últimos avituallamientos: fabada, patatas con jabalí, botillo, chorizos criollos, orejas, morro, etc. Lo probé todo y conseguí recuperar mucho tiempo, en meta al final entré en el puesto 149 de la general de 450 corredores.


      (no he podido poner foto de la llegada por que a día de hoy todavía no las han colgado todas)

Xavi y Ricardo entraron a meta pasadas las 20 horas de carrera con muchos problemas de calambres , contacté con ellos unos días después a través de Facebook.

Quiero decir que la carrera es una pasada, la organización está muy bien para todo lo que supone tener controlados y dar asistencia a 1500 personas en bici, 450 de la ultra y otros 450 de la maratón, pero para mi tiene un gran pero y es que esta carrera está pensada para las bicis, una ultra de esta distancia para corredores no puede salir a las 9 de la mañana porque solo llegan de día y tienen el calor de la gente en meta los 10 primeros, a partir del puesto 60 ya están entrando a la una de la mañana. Después de todo el esfuerzo que los corredores realizamos, cuando llegas a Ponferrada no te dejan callejear por sus calles hasta meta sino que te meten por la orilla del río durante 4 km interminables y horribles sin una palabra de ánimo de cualquiera que pudiera estar por la calle, y encima como llegas a esas horas no hay más que tres personas de la organización y un fotógrafo sacando instantáneas. De hecho, yo que llegaba con la lágrima asomando por todo lo que me había pasado en la carrera, fue tal la sensación de soledad y frialdad que sentí al cruzar el arco que pasé de la emoción a la indiferencia en cuestión de segundos, no le dí ni importancia a lo que había hecho. Para mi entender esta carrera es para salir a las 12 de la noche o como muy tarde a las 5 o 6 de la mañana para los que van a pie.
Por este motivo para el próximo año seguramente repetiré pero esta vez en bici (aprovechando el regalazo que me han hecho los Reyes Magos este año) que para mí es para lo que está organizada.

Y hasta aquí esta crónica que se ha hecho esperar. Muchas gracias a todos los componentes de Coyança Trail por sus ánimos sin los cuales seguramente no habría podido terminar esta carrera, a todos los voluntarios y organizadores y a los corredores con los que compartí algún que otro kilómetro disputando esta aventura, ha sido un sufrimiento placentero.

lunes, 2 de noviembre de 2015

TRAIL PEÑAMAYOR (SERONDA TRAIL SERIES)

El pasado Domingo día 25 estuve presente en la tercera y última carrera de la Seronda Trail Series en la localidad de Nava (Asturias), una carrera de 25km y 3000m de desnivel acumulado, a estas alturas de temporada las fuerzas están mas bien algo escasas y yo llevo arrastrándome dos Domingos seguidos pero con ganas de terminar esta dignamente...


El plan lo tenía muy claro y además era bastante fácil de seguir, carrera  al trote cochinero y en las subidas ayudarme de mis amigos los palos para descargar un poco mis maltrechos muslos y terminar la carrera escuchando gritos de animo y no el típico comentario de "uf probe"..."miralu como bien"...qué penina da"..esto y el típico "na home na quédate un repechín"..¡¡¡UN REPECHÍN!!! 5km verticales... el día que tenga fuerzas para dar la vuelta....pero bueno, voy a centrarme que soy como el abuelo trompetilla y se me van las historias de la mano y además sin ninguna relación aparente entre ellas jejejeje.
Bueno, tenía la carrera muy clara y la estrategia a seguir era simple y clara, sin ninguna fisura hasta que llegué a la zona de salida, un ambiente de fiestaza total...que si empiezas a estirar un poco...que si unos saltines...que si  ACDC...que si miras el plano...ACDC...parece que los 7 primeros km son muy rápidos...ACD..NOOO!!! CENTRATE !!no nos gusta acdc me digo enérgicamente  a mi mismo, nos gusta Melendi y ahora hace canciones de llorar,de sentimientos..a si que dedícate a sentir el paisaje y disfruta de la carrera atrás del todo que es tu sitio....cuando ya lo tenia controlado y me había conseguido desenganchar de mis propias tonterías y disfrutaba del ambiente de la salida desde atrás del todo, llega mi amigo, el bisonte astur, la bestia tractoril, me da dos palmadas en la espalda diciéndome...¡COÑO la gacela coyantina!! a la vez que por megafonía nos espolean al grito de ¡¡VAMOS DEMONIONES!! ..ya se jodio, empiezo a dar saltitos para delante haciéndome el despistao ganando posiciones, cuanto mas avanzo, más me hierve la sangre, ya me estorban los palos, no ha empezado y solo los veo útiles si me dejaran aporrear a la gente para ganar posiciones en la línea de salida..10,9,8,7.....1..arranco como un loco, la semana pasada me la pasé sin poder moverme por una contractura pero da igual, si me han llamado gacela será por algo jejeje ,
Una primera parte muy rápida, casi llana con algo de asfalto en Nava y buenas pistas de tierra nos acompañan durante los primeros km, donde encuentro a Laura, ese angel y fiel escudero que todo buen loco que se precie necesita para acompañarle en sus locuras y poderlas hacer realidad, con los ojos tobía desencajados por el subidón de la salida, le doy los palos sin pensar en el castigo que estaban por recibir mis maltrechos muslos.




Pasamos Fuensanta y posteriormente  Piloñeta, donde se ubica el primer avituallamiento líquido.Yo ni lo vi seguía poseído corriendo como si no hubiera un mañana.




Estamos en el kilometro 5 y sólo un kilómetro después se inicia la subida hacia la cumbre de Peña Mayor. Se asciende por un antiguo camino conocido en la zona como el Peranchu. Al coronar la primera parte de dicha subida se encuentra el segundo avituallamiento (sólido y líquido).Me sigo encontrando muy bien incluso me permito el lujo de ir tirando de un grupito de unas diez personas a las que veo que les cuesta seguir el ritmo, a la vez que voy pasando gente, sigo crecidísimo y ya veo venir al señor del mazo a darme caza y apenas estámos en el km 10,tras un corto tramo llano se inicia la "escalada" a la parte más técnica de la jornada, que nos sitúa en la cima a algo más de 1200 metros.Tenemos una densa niebla bajo nuestros pies con lo que no puedo distraerme viendo el paisaje, ya las estoy pasando de todos los colores y pido a Dios que si de verdad existe suba la niebla para arriba, por que cada vez que subo la mirada y veo  lo que me queda es como si me clavaran un cuchillo en el corazón...pues dicho y echo en menos de 5 minutos la niebla nos cubre y decido jugármela y pedir otro deseo....ahora quiero..ahora quiero UNAS RUEDAS EN LOS PIES!!! joe.. pues funciona, me las puso...pero de molino, por que como pesaban, no era capaz de dar un paso y todabía me quedaban  fuertes desniveles, sendero de montaña y alguna zona en la que se echa la mano a la roca para progresar, para poder llegar por fin al alto.
Desde aquí, un corto tramo de cresteo antes de empezar a bajar. Primero una zona con bastante inclinación y relativamente técnica,  avanzamos 1 kilometro hacia la zona conocida como Les Praeres, donde encontramos el tercer avituallamiento (sólido y líquido). En este punto se reponen fuerzas para encarar los últimos 11 kilómetros, llegado a este punto yo ya no sabía ni que comer ni que beber, yo solo quería mis palos y más aun cuando desde el avituallamiento levanté la cabeza y vi lo que tenía delante de mi,una corta pero explosiva subida a la cumbre de La Barallonga.



Un breve cresteo y empezamos la bajada por camperas de media montaña estaba todo muy resbaladizo intente recuperarme en la bajada y poner algo de ritmo en mis piernas pero me fue imposible una caída por falta de fuerza en las piernas provocó una serie de tirones y contracturas en todos y cada uno de los músculos de mis piernas, cuando conseguí recuperarme lo justo para poder ponerme en pie empecé a peregrinar andando cual recolector de setas por uno de los puntos   mas guapos de la carrera, Les Foces del río Pendón. Un paraje sorprendente que no deja indiferente a ningún participante(aunque para mi solo  eran piedras y mas piedras en el camino que dificultaban mi arrastre por la senda)  y desde el sólo nos quedan 5 kilómetros para llegar a Nava.
 A 4 de meta encontramos un nuevo avituallamiento líquido.Cuando estoy a punto de seguir con mi peregrinar y con la sangría de tiempo y posiciones perdidas desde hace 4 km en los  que solo puedo andar y lentamente, me vuelven a tocar el hombro, como no el" Bisonte Astur"" la Bestia tractoril"... otra vez me suelta lo de la "gacela coyantina"..ya se jodio..otra vez los ojos en sangre y tiro como un loco por una   Bajada  de 1 kilómetro pensando este a mi no me pilla, ya no queda na y los tengo como el caballo del espartero...jejeje que iluso, duró la machada 5 minutos  hasta Fuensanta, un repechín  de 800 metros termino conmigo, me paso el Bisonte(y 30 más) como si no le costara, llego a mi altura y me pregunto.¿.tas bien?¿ necesitas que vaya contigo? pues sí,  voy bien..no no tranquilo tira...se lo dije en plan cari ¿puedo ir al futbol con los amigotes? si mi vida, vete no me importa y por dentro están pensando te vas a cagar... JOE!! pues se fue el tío y ahí me dejo,..si se lo dejé clarísimo, ¿no tas casao? por Dios a estas alturas¿ no sabes que no es si y si es no?no me extrañan que digan las mujeres que somos corticos y no las entendemos jejeje. Después de meterme en un jardín imnecesario  diré que intente pegarme a el en los dos últimos km que nos faltaban para meta pero solo tenía calambres y mas calambres cada vez que quería subir el ritmo, mientras el iba fresco como una lechuga dando coces como buen bisonte que se tercie quitándose el barro de las pezuñas para volar en sus últimos dos km a meta . Reseñar que desde Fuensanta transitamos por el mismo itinerario que al comienzo de la carrera (pero a la inversa)






                                         fotuca con mi amigo el bisonte astur bestia tractoril





Reseñar que la organización de diez, este año me quedé sin la chaqueta de finiser por que no pude asistir a la primera de las tres pruevas , pero para el próximo año será uno de mis retos.















































































































































































viernes, 23 de octubre de 2015

MEDIA MARATÓN VÍA DE LA PLATA

El pasado fin de semana, Coyança Trail estuvo presente en la Bañeza para disputar su media maratón, esta prueba está dentro de la copa diputación de León



 La prueba es de carácter popular, sobre una distancia exacta de 21.097
metros que transcurrirá por las calles y caminos vecinales de los términos municipales
mencionados, con salida y meta en la Plaza Mayor de La Bañeza, siguiendo por un
recorrido urbano, para seguir por Santiago de la Valduerna, Ribas, Miñambres, Redelga,
Palacios, Ribas, Santiago y terminando de nuevo en la Plaza Mayor de La Bañeza. 
La carrera es poco agradable de correr bajo mi punto de vista,largas rectas por carreteras de una localidad a otra, al no ser un trayecto urbano no hay apenas nadie dando algún tipo de ánimos y eso si tienes un mal día se nota y mucho, además el tiempo no acompaño nada, llovió y también hizo un poco de aire, todos los integrantes del club logramos terminarla con unos tiempos bastante dignos.

                                                               Justo 1:26:39 puesto 43

                                Chano 1:33:10 puesto 83 bajando en 5 minutos su mejor marca

                                 Victor 1:34:10 puesto 89 bajando en 2 minutos su mejor marca

Manuel 1:48:35 puesto 168,  Jesus 1:51:28 puesto 184 ,Pablo que además esta fue su primera media maratón y estuvo muy bien acompañado hasta casi el final de la prueba 1:54:36 puesto 192

                                                             Carlos 1:51:00 puesto 181

La organización estuvo genial, la verdad que no tuvimos ninguna queja y después de la carrera pudimos disfrutar de una cerveza fresquita y un buen bocadillo de chorizo frito, que aunque parece que no...no veas como se agradece jejeje


También a modo personal, quiero agradecer a uno de esos tantos corredores que aunque nos suena su cara de coincidir en varias carreras, nunca hemos tenido el placer de cruzar unas palabras, y yo no solo tuve el placer, si no que además de un modo totalmente desinteresado corto su marcha para apoyarme durante los 3 últimos km que tuve que hacer a trote cochinero con el pensamiento de no forzar o incluso de retirarme por una contractura..estoy hablando de Paquito que todos nosotros conocemos de vista y quien además siempre le vemos con una cámara en la mano.
MUCHAS GRACIAS AMIGO POR TUS PALABRAS DE ANIMO Y POR TU PRESENCIA

Próxima parada de Coyança Trail, el II TRAIL PUEBLA DE LILLO y SERONDA TRAIL SERIES NAVA